El Secretario General de la ONU pidió hoy que la indignación ante los abusos que se cometen contra las mujeres se convierta en medidas concretas que castiguen los crímenes y no permitan que éstas sean juzgadas por los atropellos que han sufrido.

En un mensaje con motivo del Día Internacional de la Mujer, Ban Ki-moon recordó los atroces crímenes de violencia de género cometidos en el último año, que desencadenaron actos de ira a nivel mundial.

“Renovamos nuestro compromiso de luchar contra esta amenaza donde quiera que aceche, en hogares y empresas, en zonas de guerra y plácidos países, y en las mentes de las personas que permiten que la violencia continúe”, subrayó el titular de la ONU.

Añadió que la campaña «Unidos para poner fin a la violencia contra las mujeres», promovida por la Organización recuerda que todas las mujeres y niñas tienen el derecho fundamental a vivir sin violencia.

En varios países la violencia doméstica aún no constituye un delito. En muchos otros, las legislaciones contra la violencia de género no se implementan. Según estimados de la OMS, siete de cada diez mujeres en el mundo son víctimas de violencia en algún momento de sus vidas.

Michelle Bachelet, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, manifestó que tiene esperanza pero también indignación:

“Tengo esperanza porque aumenta la conciencia y la movilización a favor de los derechos de las mujeres en todas partes y cada vez somos más las personas que decimos ¡basta ya!… Siento indignación porque mujeres y niñas siguen sufriendo altos índices de discriminación, violencia y exclusión. Se les culpa sistemáticamente, se les hace sentir vergüenza por la violencia que se comete contra ellas, y, con demasiada frecuencia, buscan justicia sin conseguirla.

Ha llegado la hora de que los gobiernos cumplan sus promesas y protejan los derechos humanos, respetando los convenios y acuerdos internacionales que han firmado.

Sí, el cambio es posible y el cambio está ocurriendo. Pero, dadas las atrocidades que se cometen cada día, debemos preguntarnos: ¿Ocurre este cambio con la rapidez que debiera? 

El derecho de una mujer a vivir sin violencia depende de un Sistema Judicial efectivo. Los países que promulgan y hacen cumplir leyes sobre la violencia contra las mujeres tienen menos violencia de género. En la actualidad, 160 países tienen leyes de este tipo. Sin embargo, una ley sólo es eficaz si se puede aplicar y dar cumplimiento a su normativa.”

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer  

El Día Internacional de la Mujer es una fecha que celebran los grupos femeninos en todo el mundo. Esa fecha se conmemora también en las Naciones Unidas y es fiesta nacional en muchos países. Cuando las mujeres de todos los continentes, a menudo separadas por fronteras nacionales y diferencias étnicas, lingüísticas, culturales, económicas y políticas, se unen para celebrar su día, pueden contemplar una tradición de no menos de noventa años de lucha en pro de la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo.

El Día Internacional de la Mujer se refiere a las mujeres como artífices de la historia y hunde sus raíces en la lucha de la mujer por participar en la sociedad en pie de igualdad con el hombre. En la antigua Grecia, Lisístrata empezó una huelga sexual contra los hombres para poner fin a la guerra; en la Revolución Francesa, las parisienses que pedían “libertad, igualdad y fraternidad” marcharon hacia Versalles para exigir el sufragio femenino.

La idea de un día internacional de la mujer surgió al final del siglo XIX, que fue, en el mundo industrializado, un período de expansión y turbulencia, crecimiento fulgurante de la población e ideologías radicales.

El Día Internacional de la Mujer es un momento de reflexión sobre los progresos alcanzados, un llamado al cambio, y una celebración de los actos de valor y determinación tomados por mujeres corrientes que han tenido un papel extraordinario en la historia de sus países y sus comunidades.

* Con información del Centro de Noticias ONU y ONU Mujeres ///  Imagen © UNESCO / José Gabriel Ruiz Lembo