Ciudad de México, a 8 de noviembre de 2018. Con motivo del Día Mundial del Urbanismo, Uncommon, agencia de diseño estratégico e innovación, realizó un análisis sobre cómo la movilidad urbana está en un momento clave debido al crecimiento poblacional, el aumento en el costo de vehículos y gasolina, así como la urgencia de reducir la huella ambiental. Estos factores provocan cambios que no solo modifican la manera en que las personas se desplazan, también transforman ciudades e industrias que hoy no tienen relación directa con la movilidad y generan oportunidades de negocio y bienestar social:  
1. Uso del tiempo de traslado en trabajo o entretenimiento
Si los autos se manejan solos, la gente puede aprovechar el tiempo de traslado de manera productiva o para entretenerse. Además permitirán recorrer mayores distancias ya que el conductor no se fatiga al manejar. De acuerdo al estudio Reshaping Urban Mobility with Autonomous Vehicles realizado por el World Economic Forum y The Boston Consulting Group, alrededor del 60 por ciento de los encuestados está dispuesto a usar un vehículo autónomo y el 35 por ciento considera que usaría un modo autónomo en momentos de mucho tráfico.
2. Cambios en el consumidor y los negocios 
En los últimos seis años la gasolina subió 64 por ciento, según la Comisión Reguladora de Energía de México. Entre el alto costo y la necesidad de disminuir la contaminación, los consumidores tenderán a cambiar el auto de combustión interna por el eléctrico.  Los comercios que cuenten con lugares de estacionamiento con cargadores o cerca de ellos, podrán captar a estos conductores como clientes.
3. La recuperación de los espacios públicos
El espacio para estacionamiento podría reducirse si las ciudades deciden restringir el tráfico en su centro por la contaminación y si adoptan nuevos servicios de movilidad bajo demanda, como el uso de bicicletas compartidas o los autos tipo Uber y Cabify. De esta manera se pueden despejar las calles, ofreciendo la oportunidad de crear espacios de ocio para los peatones y ciclistas, así como zonas verdes.
4. La integración y mejora de experiencia de todos los transportes
El transporte será un servicio donde se pueda elegir cómo ir de A hacia B seleccionando diferentes vehículos según lo cómodos que sean, su precio o el tiempo que tarden en trasladar. Los conceptos de movilidad como servicio o MaaS (Mobility as a Service) y movilidad bajo demanda o MOD (Mobility on Demand) serán clave.
“Estas oportunidades se darán porque hoy existen diferentes actores apostando por la movilidad, ya sea para mejorar la experiencia, reducir emisiones o hacerla más accesible”, comentó Max Sainz, Design Strategist en Uncommon
“Desplazarnos es una necesidad crítica que impacta directamente en nuestra calidad de vida, por eso es esencial que desde un enfoque de diseño estratégico busquemos los problemas más relevantes que puedan ser solucionados con relación a la movilidad, para que no haya personas que pierdan cuatro horas al día o más yendo a sus trabajos y regresando a casa, afectando su salud e imposibilitando cosas tan básicas como la conciliación familiar”, añadió Bernardo Torres, fundador y CEO de Uncommon.